FADFEST - Festival de les Arts i del Disseny
FADFEST - Festival de les Arts i del Disseny
FADFEST - Festival de les Arts i del Disseny

La ciudad de Barcelona captada por el objetivo

«La Barcelona Fotografiada» es una instalación que exhibió las diferentes caras de la ciudad a través de una muestra de más de 2.800 fotografías publicadas en la ciudad condal durante la pasada edición del FADfest. Estas imágenes componían un mural de 7 metros ubicado en el Mercat de Glòries del 27 de junio al 2 de julio que iba actualizándose a medida que avanzaba el festival.

La exposición, desarrollada con motivo del FADfest’17 por el FAD y el Eje Comercial Glòries, junto con el estudio de arquitectos, urbanistas e ingenieros 300.000km /s, especializado en diseño y análisis de datos, y la colaboración de Casanova Foto y su servicio de quiosco de impresión fotográfica DNP, era dinámica y colaborativa y tenía por objetivo representar la ciudad según las fotografías que se publicaban de ésta.

La Barcelona fotografiada

Barcelona es una de las ciudades más fotografiadas del mundo, ya sea por su arquitectura, sus calles, su comida o su oferta de ocio. De todas estas fotografías casi el 60% retratan la misma ciudad y la mayoría pueden encontrarse en la red, presentando así Barcelona a todo el mundo y recreando la ciudad en el imaginario colectivo global.

En «La Barcelona Fotografiada» se imprimieron todas estas imágenes para poder mostrar sobre el lugar exacto de la ciudad donde se hicieron, formando un mapa fotográfico. Además, el mural llamaba a la participación de ciudadanos y visitantes, que podían colaborar a su construcción activando el geoposicionamiento del teléfono móvil y publicando sus fotos de Barcelona por twitter con el hashtag #bcnfoto dentro del horario de actividad de la instalación.

Aparte del número de fotos impresas durante los seis días en que se desarrolló la exposición, más de 2.800, el resultado final de la instalación muestra, claramente, que un elevado porcentaje de las imágenes publicadas se localizan en la Sagrada Familia y el centro de la ciudad, así como en la costa y playas de Barcelona, donde cientos de fotografías se sobreponían sobre las mismas coordenadas del mural.